InternacionalNoticiasOriente Medio

Israel expulsa a trabajadores palestinos a la Franja de Gaza

En medio de la guerra con Hamás, Israel decidió expulsar a cientos de trabajadores palestinos que estaban en territorio hebreo con un permiso laboral, enviándolos de regreso a la Franja de Gaza.

La agencia EFE señaló que alrededor de 700 gazatíes fueron trasladados desde Israel a la Franja a través del paso Kerem Shalom, ubicado en el extremo sur, cerca de la frontera con Egipto. Todos ellos se encontraban retenidos por las autoridades de Israel desde que estalló el conflicto a inicios de octubre.

Mientras los trabajadores regresaban a su territorio de origen, empezaron a sonar las alarmas que advierten los disparos de cohetes desde la Franja de Gaza, aunque de momento no se han reportado víctimas.

«Israel está cortando todo contacto con Gaza. No habrá más trabajadores palestinos de Gaza. Los trabajadores de Gaza que estaban en Israel el día del estallido de la guerra serán devueltos a Gaza», enfatizó el Gabinete de Seguridad de Israel en un comunicado difundido la noche del jueves.

Las autoridades israelíes se negaron a ofrecer cifras sobre el número total de gazatíes que fueron expulsados. Los medios señalan que alrededor de 18,500 palestinos de Gaza tenían permiso de trabajo en Israel, en base a cifras de COGAT, organismo militar que controla los asuntos civiles en los territorios ocupados.

Tras estallar la guerra, muchos de ellos se vieron desplazados a Cisjordania ocupada mientras que al menos 4,000 habían sido detenidos por las autoridades israelíes, y sometidos a interrogatorios para dilucidar si alguno estuvo implicado en los ataques de Hamás.

Según organizaciones humanitarias, estos miles de gazatíes vieron sus permisos revocados y fueron recluidos entre la prisión de Ofer, en Cisjordania ocupada, y bases militares, lo que consideraron «un acto ilegal de venganza».

Israel declaró la guerra a Hamás el 7 de octubre luego de que el grupo islamista perpetró un masivo ataque por tierra y aire en territorio israelí, que dejó más de 1,400 muertos, 5,400 heridos, y al menos 242 secuestrados en Gaza.

Desde ese día, el Ejército de Israel bombardea sin cesar el enclave y, la noche del viernes pasado, inició una incursión por tierra que ha costado la vida de al menos 24 soldados y que el jueves avanzó hasta el interior de la ciudad de Gaza, principal urbe de la Franja.

De su lado, las milicias palestinas no han cesado de lanzar cohetes hacia Israel, la mayoría de ellos interceptados por el sistema de defensa antiaérea israelí.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba