Congreso EE.UU.Estados UnidosNoticias

Cámara Baja no alcanza los votos necesarios para expulsar a George Santos

El polémico representante George Santos, cuestionado por haber mentido sobre sus antecedentes e investigado por fraude federal, sobrevivió a la iniciativa bipartidista que buscaba su expulsión de la Cámara de Representantes.

La moción de expulsión, que fue liderada por sus propios compañeros republicanos de Nueva York, señalaba que Santos “no es apto para servir”. Para aprobar la resolución se necesitaba el apoyo de al menos dos tercios de los legisladores.

Sin embargo, el resultado final fue de 179 votos a favor de su expulsión, 213 en contra y 19 votos presentes. En el desglose de las votaciones, se conoció que 31 demócratas y 182 republicanos rechazaron la salida de Santos, mientras que 24 republicanos y 155 demócratas votaron por su destitución.

Luego de la sesión en la Cámara, Santos aseguró a los medios que el resultado no es una victoria para él, sino una victoria para el debido proceso. Además, manifestó que su eventual expulsión hubiera significado silenciar a sus votantes.

“Seguiré luchando para defenderme. Continuaré sirviendo en el tercer distrito del Congreso de Nueva York hasta que la gente decida no aceptarme”, declaró. Acerca de sus colegas republicanos que pidieron su expulsión, dijo que lo hicieron porque les resultaba “políticamente conveniente”.

Previo a la votación, Santos recordó que la última vez que un miembro de la Cámara fue expulsado, hace más de 20 años, esa persona había recibido una condena penal. “Ahora no es el momento de sentar precedentes peligrosos”, afirmó.

Santos se ha declarado inocente de una acusación federal el viernes, y no está previsto que sea juzgado hasta setiembre.

Por su parte, el recién nombrado “speaker”, Mike Johnson, representante de Louis, declaró recientemente que le preocupaba que la pequeña mayoría de cuatro escaños del Partido Republicano se pueda ver erosionada con la expulsión de Santos, y que este se merecía el “debido proceso”.

Otros republicanos decidieron esperar el pronunciamiento del Comité de Ética de la Cámara antes de decidir el destino de Santos.

El panel bipartidista que impulsa la salida de Santos dijo que antes del 17 de noviembre anunciarán los próximos pasos de su investigación. Hasta el momento, el grupo se ha puesto en contacto con cerca de 40 testigos y han revisado miles de documentos, además de autorizar 37 citaciones.

Santos dijo luego de la votación del miércoles que ha cooperado con el Comité de Ética en su investigación, pero reconoció que no ha hablado con los investigadores. También deslizó que aceptaría cualquier decisión que tome el panel. “Puede que no esté de acuerdo con ella, pero luego iré a pelear mi batalla en la corte más adelante”, enfatizó.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba