InternacionalÚltima Hora

¿Está cansada la juventud iraní del gobierno de los ayatolas?

¿Está cansada la juventud iraní del gobierno de los ayatolas? 2Por segunda vez en poco menos de dos meses, los iraníes han salido a las calles a protestar contra el gobierno. Esta vez ha sido contra la negativa inicial de las autoridades para reconocer que el ejército derribó un avión de pasajeros ucraniano la semana pasada con 176 personas a bordo. En noviembre, grandes manifestaciones que protestaban contra un aumento del precio de la gasolina terminaron en una ola de represión de las autoridades que dejaron más de 300 muertos, según cifras de las organizaciones humanitarias internacionales. Estos hechos, en un país donde el gobierno teocrático mantiene una serie de mecanismos para velar celosamente su ideología de un islamismo integrista, han sorprendido a los observadores del exterior y revelado que la sociedad iraní no es monolítica. ¿Quiénes son los que protestan? Las protestas del sábado tuvieron lugar en los alrededores de dos universidades de Teherán y compuestas principalmente por estudiantes, según revelan testigos y fotografías tomadas en el lugar. La prensa iraní reportó que en un principio los jóvenes se congregaron en el exterior de los institutos de Sharif y Amir Kabir, para expresar respeto por las víctimas del avión, pero la situación después se convirtió en una protesta. La indignación inicial por la eliminación del general Qasem Soleimani en Irak, ordenada por el presidente estadounidense Donald Trump, se convirtió en una indignación por la forma en que el gobierno trató de ocultar a la población que fueron sus militares quienes derribaron el avión. Según la agencia de noticias semiestatal Fars, casi un millar de personas corearon consignas contra los líderes iraníes. “Nos están mintiendo con que nuestro enemigo es Estados Unidos, nuestro enemigo está aquí”, gritaba un grupo de manifestantes en el exterior de una universidad de Teherán. Los informes señalan que la mayoría de los pasajeros del vuelo eran jóvenes iraníes de clase media educados que estudiaban en Canadá o que habían emigrado al exterior en busca de mejores oportunidades. ¿Qué sucedió en las protestas? Las protestas comenzaron el sábado en Teherán, pero pronto se extendieron a las principales ciudades como Shiraz, Isfahan, Hamedan y Orumiyeh. En la ciudad de Sanandaj, según un video publicado en línea, las fuerzas de seguridad golpearon a los manifestantes. En Teherán, un manifestante tuiteó que las fuerzas de seguridad habían bloqueado las carreteras para tratar de impedirles protestar. El domingo, policías vestidos de negro, con cascos antidisturbios, se concentraron en la icónica Plaza Azadi, al sur del centro de la ciudad, y otros lugares principales, equipados con cañones de agua y bastones y escopetas de pintura, para marcar a los manifestantes. Videos difundidos este lunes en internet sugirieron que la policía y otras fuerzas de seguridad emplearon municiones reales y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. ¿Qué sugieren las protestas? Algunos observadores opinan que las protestas de este fin de semana destrozaron la imagen cuidadosamente elaborada que las autoridades iraníes han presentado al mundo de una nación unida por el dolor y la ira por el asesinato de Soleimani. Una queja de los manifestantes fue que, aparte del general Hossein Salami, jefe de la Guardia Revolucionaria, quien se disculpó ante el Parlamento, ningún otro dirigente habló a la población ni se declaró un luto nacional. La inconformidad de la juventud iraní con el gobierno de los ayatolas puede ilustrarse también en la reciente deserción de dos destacadas figuras del deporte que abandonaron el país para establecerse en el exterior. Una de ellas, Kimia Alizadeh, la única mujer medallista olímpica de Irán, anunció que salía permanentemente de Irán, denunciando lo que llamó “la injusticia” e “hipocresía” del sistema político, que usa y humilla a los atletas para obtener beneficios políticos. El gran maestro de ajedrez Alireza Firouzja, de 18 años y una de las principales promesas mundiales, renunció a su ciudadanía iraní debido a la prohibición de jugar contra ciudadanos de Israel y se establecerá en Estados Unidos.   ¿Cuál ha sido la reacción de EE.UU. ante las protestas? En un mensaje de Twitter, el presidente estadounidense Donald Trump felicitó al “sufrido pueblo de Irán”. “He estado con ustedes desde el inicio de mi presidencia y mi administración seguirá estando a su lado. Seguimos sus protestas de cerca y estamos inspirados por su coraje”, dijo Trump. También advirtió al gobierno iraní a no reprimir a los manifestantes. “A los líderes de Irán: NO MATEN A SUS MANIFESTANTES”, dijo Trump por Twitter. “Miles ya fueron asesinados o encarcelados por ustedes y el Mundo los está observando. Y lo más importante, EE.UU. está observando. ¡Conecten de nuevo internet y dejen que los reporteros vayan a todas partes! ¡Detengan la matanza a su gran pueblo iraní!      

Etiquetas

Voz de America

Diario Digital se complace en ser un afiliado autorizado de La Voz de América. Contamos con el expreso permiso de esta agencia para diseminar y retransmitir los contenidos realizados por VOA. Diario Digital se complace en ser un afiliado autorizado de la Voz de América.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
COVID-19 EN VIVO

NECESITAMOS TU AYUDA PARA CONTINUAR INFORMANDO A COMUNIDADES VULNERADAS!

Durante esta pandemia nuestra redacción ha sufrido recortes de ingresos y hemos perdido gran parte de nuestro ingreso por publicidad. Aún así nos hemos mantenido comprometidos con nuestra labor de informar durante este difícil momento en el que la información verificada y real es tan importante. Su contribución monetaria, por poco que sea, nos ayudará a continuar informando durante esta pandemia. Gracias de antemano por su ayuda!

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Hemos detectado que usa un bloqueador de anuncios. Le pedimos que considere que la publicidad es la que nos permite continuar la labor de informar a nuestra audiencia. Su apoyo es apreciado como lo es su seguimiento. Gracias.