Casa BlancaEstados UnidosInmigraciónLegislación sobre InmigraciónNoticiasÚltima Hora

Estados Unidos buscaría reasentar a 50,000 refugiados latinos en 2024

El gobierno de Joe Biden estaría elaborando un plan para reasentar a unos 50,000 refugiados provenientes de América Latina y el Caribe durante el año fiscal del 2014. El objetivo final es recibir hasta a 125,000 migrantes que huyen de la violencia en todo el mundo. Así lo señalan memorandos internos a los que accedió CBS News.

El informe interno del Departamento de Estado señala que, si bien la administración busca mantener el límite anual de refugiados que ha mantenido en los últimos dos años, también propone cambios drásticos en la forma en que se asignarán esos lugares el próximo año.

La propuesta de los departamentos es que Estados Unidos permita el ingreso de más refugiados provenientes del hemisferio occidental, como una forma de desviar a los migrantes de la frontera entre Estados Unidos y México, donde hoy se vive una severa crisis por el alto número de cruces ilegales que se registran a diario.

Se espera que la propuesta sea enviada a la oficina del presidente Biden luego de realizar consultas con el Congreso, de acuerdo a los documentos de Seguridad Nacional.

Se estima que Estados Unidos asignaría entre 35,000 a 50,000 plazas de refugiados para América Latina y el Caribe, lo que supondría una asignación regional sin precedentes. La cifra duplica con creces las del año fiscal 2023, cuando se reservaron 15,000 plazas para la referida región.

El plan también contempla que se reserven entre 30,000 y 50,000 plazas para refugiados de África, una región donde las estrategias de reasentamiento por parte de Estados Unidos han sido más sólidas, debido a las guerras y conflictos étnicos que afectan ese continente.

En el caso del Cercano Oriente y el sur de Asia, se distribuirían entre 30,000 y 45,000 plazas para refugiados. Asia Oriental recibiría entre 10,000 y 20,000 plazas, mientras que las 2,000 a 3,000 restantes irían para Europa, que en el año fiscal en el curso tuvo una asignación de 15,000 plazas.

Los refugiados se diferencian de quienes buscan asilo en la frontera sur, pues deben someterse a verificaciones de antecedentes y exámenes médicos en el extranjero, como parte de un proceso de investigación que demora algunos años.

En caso los funcionarios estadounidenses determinan que el solicitante corre riesgo en su país de origen por su raza, religión, opinión política u otros factores, este pasa a ser elegible para el reasentamiento y el estatus legal permanente en territorio estadounidense.

Se prevé que la propuesta del gobierno sea compartida con el Congreso este miércoles, según lo establece la ley federal. Su implementación se concretará una vez que el presidente firme el proyecto, luego de consultar con los departamentos de Seguridad Nacional y de Estado, como ocurre normalmente.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba