Principal / Noticias / Estados Unidos / Trump y Pelosi intercambian insultos sobre el tablero del juicio político

Trump y Pelosi intercambian insultos sobre el tablero del juicio político

El presidente Donald Trump y la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se burlaron el uno del otro el domingo, mientras el juicio político de Trump en el senado se avecina en los próximos días. El presidente estadounidense se refirió a Pelosi, su principal antagonista sobre el juicio político en la preodominantemente demócrata Cámara de Representantes, como “la loca Nancy”. Esto fue incluso antes que Pelosi dijera en el programa matutino de la ABC, News This Sunday, que Trump está enjuiciado de por vida, sin importar que pase con el proceso en el Senado. La Cámara aprobó el mes pasado dos causales para la remoción de Trump en el juicio político, en base a la investigación sobre cómo Trump presionó a Ucrania para que anunciaran una investigación que le traería a Trump beneficios políticos, lo cual constituiría un abuso del cargo de Presidente, y sobre cómo luego obstaculizó la investigación del Congreso del caso. Pero Pelosi tiene tres semanas de estarse resistiendo a remitir al senado las causales de remoción, en un intento por presionar al líder republicano del Senado Mitch McConnell, fuerte aliado de Trump, para que acepte se escuchen nuevos testimonios y evidencias en el Senado que Pelosi espera ayuden a la condena de Trump. La líder de la Cámara está en consultas con sus colegas demócratas sobre el momento idóneo de remitir las causales al senado, y está planeando en designar a un grupo de senadores para que promuevan el caso contra Trump. De ocurrir esto, el juicio en el Senado podría iniciar la próxima semana. Pelosi le advirtió a la mayoría republicana del Senado, algunos de los cuales han buscado una exoneración rápida de Trump sin escuchar más testigos, que la historia les juzgará duramente si no llevan a cabo un juicio riguroso, en lo que representa sólo la tercera vez en los 244 años de historia del país que un presidente es enjuiciado y amenazado con ser removido del cargo. “Se trata de un juicio justo”, dijo Pelosi. “Ellos juraron realizar un juicio justo y creemos que eso debe ser con testigos y documentos”. “Hagan eso o paguen el precio”, dijo Pelosi. “Confiamos en nuestro caso”, dijo Pelosi. “Este presidente está enjuiciado de por vida independientemente de cualquier jugarreta de Mitch McConnel”. Pelosi agregó que en la opinión de los demócratas ya existen suficiente evidencias para remover a Trump del cargo. “Sin embargo, queremos que el público estadounidense vea la verdad y por qué ellos tienen miedo a la verdad”. Los demócratas buscan escuchar el testimonio de por lo menos cuatro asistentes de Trump, incluyendo al ex asesor de Seguridad Nacional, John Bolton y del Jefe de Gabinete interino, Mick Mulvaney, ninguno de los cuales testificó ante la Cámara de Representantes. El presidente le ordenó a ambos a que no participaran de la investigación en la Cámara, pero Bolton dijo la semana pasada que testificaría en el Senado en caso de ser citado. El bloque minoritario en el Senado, integrado por 47 demócratas, necesitarían a legisladores republicanos para poder vetar la oposición de McConnell a escuchar nuevos testigos. La senadora republicana Susan Collins dijo el viernes estar trabajando con un “pequeño número” de republicanos para asegurarse que los nuevos testimonios puedan escucharse. McConnell dijo tener suficientes votos republicanos para asegurarse que no haya ninguna votación sobre nuevos testigos hasta después que el liderazgo de la Cámara baja presenten su caso contra Trump y los abogados del presidente expongan su defensa. Trump está casi seguro de recibir la exoneración en el senado controlado por republicanos y continuar en su cargo, pero la incertidumbre de la situación lo han hecho enfurecer casi a diario en Twitter sobre lo que ve como la injusticia del caso en su contra. “Por qué debería llevar el estigma del enjuiciamiento pegado a mi nombre cuando no hice NADA malo”, preguntó el domingo en un tuit. “Lean las transcripciones! Una total farsa partidaria, nunca ocurrida antes. Los republicanos de la Cámara votaron 195-0, con tres demócratas votando con los republicanos. Muy injusto con decenas de millones de votantes”. El principal alegato contra Trump es que abusó del cargo de la Presidencia al presionar al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky para que abriera una investigación de uno de los principales rivales demócratas en la elección de este año, el ex vicepresidente Joe Biden, y su hijo Hunter, quien laboró para una empresa ucraniana de gas natural, y que investigara una ya desprestigiada teoría de que Ucrania, y no Rusia, interfirió en las elecciones presidenciales del 2016 para socavar la campaña de Trump. Trump hizo la solicitud a Zelensky en una llamada telefónica en julio cuando Trump tenía retenidos 391 millones de dólares en ayuda militar que Kiev quería para combatir a separatistas prorusos en el oriente de Ucrania. Pero Trump liberó los fondos en septiembre sin que Zelensky abriera una investigación sobre los Bidens, prueba, dicen los republicanos, de que Trump no tenía un acuerdo quid pro quo con Ucrania: la investigación a cambio de la ayuda militar.

Sobre Voz de America

Diario Digital se complace en ser un afiliado autorizado de La Voz de América. Contamos con el expreso permiso de esta agencia para diseminar y retransmitir los contenidos realizados por VOA. Diario Digital se complace en ser un afiliado autorizado de la Voz de América.

Mira También

Pompeo en Alemania sostiene reuniones al margen de Cumbre sobre Libia

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió el domingo (19 de …