EuropaInternacionalNoticias

Amenazan con expulsar a ucranianos que rechacen ciudadanía rusa en territorios ocupados

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció que el Kremlin estaría ejerciendo amenazas contra los ucranianos que viven en las regiones ocupadas de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, obligándolos a aceptar la ciudadanía rusa para no ser deportados de sus propios hogares.

La denuncia tiene base en un decreto promulgado el pasado 27 de abril por el presidente ruso Vladimir Putin, quien busca expulsar a los ucranianos que habitan las cuatro regiones anexadas ilegalmente en setiembre del año pasado.

“El decreto es el siguiente paso del proceso acelerado del pasaporte que Rusia implementó para los residentes de los territorios ocupados de Ucrania desde febrero de 2022. Aquellos que dudan en solicitar un pasaporte ruso caen rápidamente bajo el escrutinio de las autoridades de ocupación”, señala el organismo de derechos humanos en un informe.

Y agrega: “Al igual que en Crimea después de la ocupación rusa en 2014, pueden esperar sufrir amenazas y enfrentar discriminación, incluso en el acceso a la atención médica o los servicios sociales”.

HRW difundió en su informe el caso de un ciudadano ucraniano del distrito de Tokmak (Zaporiyia), que asegura que ha sido visitado en su casa por soldados rusos hasta en seis ocasiones. Según asegura, en una oportunidad registraron su hogar y revisaron los teléfonos móviles de sus familiares como parte de un supuesto “control de seguridad”.

El ucraniano dijo que los soldados rusos le preguntaron por qué no había solicitado el pasaporte ruso.

Otra ciudadana denunció que las tropas rusas amenazan con frecuencia a su familia, que vive en la ciudad de Melitopol.

“Una autoridad rusa les dijo que si no sacan los pasaportes, sus tierras serán confiscadas y toda la familia, incluidos los niños pequeños, serán deportados”, dijo la ucraniana identificada como Hanna.

HRW detalló en su informe que las autoridades rusas en las regiones ocupadas tienen listas de personas a las que consideran “no confiables” para sus intereses. Se trata de ciudadanos que se han negado a solicitar la ciudadanía rusa y tampoco se han registrado para recibir beneficios sociales.

Human Rigths Watch recordó que Rusia está en la obligación de respetar el “derecho internacional humanitario”. También expresó que Moscú no tiene soberanía sobre los territorios que ha ocupado, por lo que debe respetar las leyes vigentes.

“Los civiles de los territorios ocupados conservan todas las protecciones previstas por el derecho internacional y no pueden ser obligados a renunciar a sus derechos. Rusia tiene obligaciones legales internacionales para garantizar que se protejan los derechos de todos en el territorio ocupado”, enfatizó.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba