Estados UnidosNoticias

Disparan en la cabeza a adolescente negro por tocar timbre de una casa por error

Un joven afroamericano de 16 años recibió un disparo en la cabeza y otro en el brazo, luego de tocar el timbre de una casa por error cuando se disponía a recoger a sus hermanos. El responsable del ataque es un hombre blanco de 85 años, quien fue acusado por los delitos de agresión en primer grado y acción delictiva armada.

La víctima, identificada como Ralph Yarl, logró sobrevivir al ataque de milagro y fue trasladado a su casa, luego de ser dado de alta en el hospital. Los hechos ocurrieron en Kansas City, Missouri.

La policía de la ciudad informó que Yarl fue encargado por sus padres para que se dirija a una residencia en 115th Terrace, en la zona noroeste. Sin embargo, fue por error a 115th Street. Tras tocar el timbre, fue baleado sin mediar palabra por el octogenario Andrew Lester.

“El hombre de la casa abrió la puerta, miró a mi sobrino a los ojos y le disparó en la cabeza”, detalló Faith Spoonmore, quien asegura ser la tía del menor. Ella ha abierto una página en el sitio GoFundMe, en la que ha logrado recaudar varios cientos de dólares.

La mujer contó que Yarl cayó al suelo tras recibir el primer balazo, para luego recibir otro disparo.

“Entonces Ralph pudo levantarse y correr a la casa del vecino en busca de ayuda. Desafortunadamente, tuvo que correr a tres casas diferentes antes de que alguien finalmente accediera a ayudarlo después de que le dijeron que se acostara en el suelo con las manos alto”.

El caso ha generado indignación a nivel nacional. Varios residentes de Kansas City decidieron movilizarse para pedir un castigo ejemplar contra el atacante, quien permaneció detenido por 24 horas y luego fue liberado.

Muchos de los protestantes consideran que el ataque fue un acto ijustificado de racismo en contra de Ralph, quien pertenece a la Asociación de Estudiantes de Tecnología y es parte del Equipo de Ciencia de su escuela. También es líder de una agrupación musical en la que toca el clarinete.

El fiscal del condado de Clay, Zachary Thompson, emitió un comunicado asegurando que el “sistema está funcionando” y que el caso será abordado “de manera objetiva e imparcial”.

La tía de Ralph Yarl aseguró que el menor se encuentra bien físicamente, pero que ahora deberá recorrer un largo camino para superar el trauma emocional.

“Hemos escuchado este tipo de historias muchas veces y, desafortunadamente, la mayoría de los niños negros no viven para tener otra oportunidad”, lamentó.

Las leyes de Missouri exigen una declaración formal de la víctima antes de realizar un arresto. También solicitan pruebas forenses e información adicional para completar el expediente del caso.

Representantes de la jefatura policial también indicaron que verificarán si es que el atacante está protegido por “Stand Your Ground”, una norma vigente en 30 estados de EE.UU. que permite el uso de fuerza letal en defensa propia.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba