Estados UnidosNoticias

Programan para marzo del 2024 juicio a Donald Trump en Washington

This content has been archived. It may no longer be relevant

La jueza de distrito de Washington, Tanya Chutkan, programó para el de 4 marzo del 2024 el juicio a Donald Trump en el caso por la supuesta conspiración que lideró para anular las últimas elecciones.

De no haber cambios en la programación, el proceso comenzará un día antes del Súper Martes, día en que varios estados votan en las primarias republicanas, en las que Trump parte como claro favorito.

El magnate y ex presidente estadounidense en frente cuatro cargos por sus intentos de revertir su derrota electoral ante el demócrata Joe Biden.

Chutkan no tomó en cuenta la solicitud de la defensa para posponer el juicio hasta abril del 2026, aproximadamente un año después de las elecciones del 2024. También denegó el pedido del fiscal especial Jack Smith, que propuso comenzar el proceso en enero.

“El público tiene derecho a una resolución rápida y eficiente de este asunto”, manifestó.

El procesamiento federal por subversión electoral es uno de los cuatro casos penales que enfrenta Donald Trump.

El equipo del fiscal Smith maneja otro caso federal por separado, en el que se acusa al ex mandatario de retener ilegalmente documentos clasificados en su club privado de Mar-a-Lago, y de negarse a devolverlos. El juicio por esa causa está programado para el próximo 20 de mayo.

Los otros dos casos estatales que Trump enfrenta corresponden a Nueva York y Georgia.

Mientras los fiscales de Manhattan acusan al republicano de falsificar registros comerciales en relación al pago de dinero a una actriz pornográfica con la que habría mantenido una relación extramatrimonial, los fiscales del condado de Fulton señalan a Trump y a otras 18 personas por conspirar para revertir los resultados electorales en Georgia.

Trump, considerado el gran favorito para obtener la nominación presidencial del Partido Republicano, se entregó el pasado jueves en el caso que se le sigue en Fulton, y posó para la primera foto policial de un ex presidente en la historia de Estados Unidos.

En varias ocasiones, el magnate ha asegurado que las investigaciones en su contra son una “cacería de brujas”, tienen motivaciones políticas y son parte de una campaña para impedir que regrese a la Casa Blanca.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba