Estados UnidosNoticias

Corte Suprema reactiva restricciones de Biden a las “armas fantasma”

This content has been archived. It may no longer be relevant

La Corte Suprema estadounidense, de mayoría conservadora, anunció que entrarán en vigencia de forma temporal las restricciones impuestas en abril por la administración de Joe Biden a las armas de fuego caseras, conocidas como “ghost guns” o armas fantasma.

Cinco de los nueve magistrados del máximo tribunal votaron a favor de dejar sin efecto una decisión de una corte inferior que invalidó las limitaciones que impuso el gobierno para ese tipo de armamento, a la espera de dar una solución definitiva al caso.

En abril del 2022, el presidente Biden anunció que tomaría medidas para regular las armas de fabricación casera, que se caracterizan por ser difíciles de rastrear, ya que no cuentan con número de serie. De allí su denominación de “armas fantasma”.

Según la norma implementada por la Casa Blanca, la definición de “arma” según la ley federal también incluye a las que se comercializan por piezas o son fabricadas con impresoras 3D.

En ese sentido, los kits de las piezas que conforman las armas caseras deben contar con números de serie para poder identificarlas. Además, los compradores deberán someterse a la misma verificación de antecedentes que quienes utilizan armas tradicionales.

El anuncio inicial fue impugnado por un juez federal de Texas, quien consideró que el gobierno federal había cometido un exceso de autoridad con su medida. Por ello, y ante una demanda presentada por dos particulares que querían fabricar sus propias armas caseras, bloqueó la norma a nivel nacional.

Ello hizo que la administración recurra a la Corte Suprema, argumentando que varios departamentos de policía en todo el país están enfrentando un aumento exponencial de delitos con ese tipo de armas.

Como resultado, el presidente del tribunal supremo, John Roberts; y la jueza Amy Coney Barrett, se unieron a los tres jueces liberales de la corte para congelar el fallo del tribunal inferior. Por su parte, los jueces Clarence Thomas, Samuel Alito, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh se opusieron a la solicitud.

“Mientras se litiga este caso, la acción de la Corte Suprema mantendrá importantes esfuerzos para combatir el aumento de ‘armas fantasma’ no serializadas y de fabricación privada que han proliferado en las escenas del crimen en todo el país”, comunicó Olivia Dalton, secretaria de Prensa de la Casa Blanca.

La ley establece que los fabricantes y vendedores de ciertos kits para la fabricación de armas deben contar con licencias y números de serie en cada producto. La regla no prohíbe la compra, venta o posesión de armas de este tipo, ni impide que una persona legalmente autorizada a tener arma de fuego fabrique una en casa.

Las regulaciones, que están a cargo de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), han sido impugnadas por un grupo de propietarios de armas y entidades que fabrican o venden productos afectados por la ley, asegurando que son ilegales.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba