AsiaEuropaInternacionalNoticias

Cifra de muertos en Turquía y Siria sube a 21,000 y se apaga esperanza de encontrar sobrevivientes

This content has been archived. It may no longer be relevant

Datos oficiales relacionados al devastador terremoto ocurrido el lunes en Turquía y Siria revela que la cantidad de muertos supera los 21,000. En paralelo, las labores de rescate continúan, pero la probabilidad de encontrar sobrevivientes es cada vez más escasa, debido a los días transcurridos.

Durante la jornada del viernes, los equipos de rescate continuaban buscando entre los escombros con la esperanza de hallar personas atrapadas, pese a que ya pasaron las 72 horas consideradas como cruciales para salvar vidas. A ello se suma el clima gélido que se registra en la zona del desastre, que dificulta la operación.

El nuevo balance basado en datos oficiales y médicos es de 17,674 muertos en Turquía y 3,377 en Siria, aumentando el balance general a 21,051 muertos. Los expertos consideran que el balance aumentará.

A ello hay que sumar las pérdidas económicas, que según la agencia de calificación Fitch probablemente pueden «superar los 2,000 millones de dólares» y «podrían alcanzar los 4.000 millones de dólares o más».

El Banco Mundial anunció este jueves que aportará 1,780 millones de dólares a Turquía para ayudar en los esfuerzos de asistencia y recuperación.

Estados unidos anunció el jueves un paquete inicial de 85 millones de dólares para ayuda de emergencia.

Una misión de 32 rescatistas, médicos y técnicos de Argentina viaja la noche del jueves para colaborar con los equipos de rescate.

Unos 23 millones de personas están «potencialmente en riesgo, incluidos unos cinco millones de personas vulnerables», según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que teme una grave crisis sanitaria, con enfermedades como el cólera, que causaría aún más daños que el terremoto.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom Ghebreyesus anunció el jueves que viaja rumbo a Siria.

Casi al mismo momento, Naciones Unidas anunció que el Secretario general adjunto de asuntos humanitarios y Coordinador de los servicios de urgencia, Martin Griffiths, iría este fin de semana a las zonas afectadas.

En la ciudad turca de Antakya, los supervivientes buscaban a sus familiares difuntos entre bolsas mortuorias depositadas en un estacionamiento convertido en una morgue improvisada.

El terremoto de magnitud 7.8 ocurrió en la madrugada del lunes, mientras mucha gente todavía dormía en esta región donde muchos ya sufrieron la pérdida y el desplazamiento debido a la guerra civil de Siria.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, instó el jueves al Consejo de Seguridad a autorizar la apertura de nuevos puntos fronterizos entre Turquía y Siria para entregar ayuda humanitaria de la ONU a las víctimas del terremoto.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó que un primer convoy de ayuda a las zonas rebeldes del noroeste de Siria ingresó el jueves por el puesto fronterizo de Bab al-Hawa, según la ONU y un responsable en ese lugar.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba