Estados UnidosNoticias

Atacante del Capitolio sufría de depresión y problemas mentales, aseguran sus familiares

Noah Green, el joven de 25 años que embistió a dos oficiales de policía a las afueras del Capitolio, ocasionando la muerte de uno de ellos, sufría de una severa depresión y una posible enfermedad mental. Así los señalaron los familiares del atacante, quien fue abatido a tiros luego del incidente. Según refirieron, Green “no era terrorista de ninguna manera”.

En declaraciones The Washington Post, la familia del atacante detalló que este pudo haber sufrido repetidos traumatismos en la cabeza producto de varios años jugando al football. Green integraba el equipo de la Universidad Christopher Newport de Virginia, desempeñándose como corredor defensivo.

Según su hermano Brendan, Noah tenía un historial de comportamiento preocupante y se estaba “deshaciendo” rápidamente desde la noche anterior al ataque. Muestra de ello es un preocupante mensaje de texto que dejó el día jueves.

“Lo siento, pero me voy a ir a vivir y quedarme sin hogar. Gracias por todo lo que has hecho. Te admiraba cuando era un niño. Me inspiraste mucho”, le dijo Noah a su hermano vía mensaje de texto un día antes de la tragedia del viernes. Al día siguiente, estrelló su automóvil contra una barricada del Capitolio y trató de continuar el ataque con un cuchillo.

Green tenía siete hermanas y dos hermanos. Luego de destacar en el deporte, tuvo un acercamiento profundo con el grupo Nación del Islam, al que llegó a donar más de US$ 1,000. Este grupo fue fundado en los años 30 en Estados Unidos con el objetivo de despertar la conciencia social de los afroamericanos, pero dentro de los preceptos del islam.

Según The Washington Post, Noah Green culpó a sus compañeros de equipo de la universidad por drogarlo con Xanax en el año 2019, ya que este incidente lo había convertido en un adicto a las drogas. En el mismo artículo, uno de los implicados negó que esto haya sucedido.

Green se mudó a un apartamento de Newport News, donde siguió sufriendo de alucinaciones, palpitaciones, dolores de cabeza y pensamientos suicidas, según su hermano. Luego de ello, se mudó a Indianápolis diciéndole a su hermano que tenía problemas con las drogas.

Luego de pasar por varios sucesos como consecuencia de su deterioro mental, Noah Green hizo una publicación preocupante en Facebook. Esto ocurrió dos semanas antes del ataque.

“Estaba en el camino correcto y todo lo que había planeado estaba comenzando a resultar. Requirió muchas horas, mucho estudio y ejercicio para mantenerme equilibrado mientras experimentaba una serie de síntomas preocupantes a lo largo del camino”, se lee al comienzo.

En otra parte del post, se lee: “Sin embargo, el camino se ha frustrado, ya que Allah (Dios) me ha elegido para otras cosas. A lo largo de la vida me he fijado metas, las he alcanzado, me he fijado metas más altas y luego me han pedido que sacrifique esas cosas”.

El veterano Willam Evans, con 18 años de servicio en las fuerzas del orden, falleció poco después del ataque. El otro oficial continúa recibiendo atención médica en el hospital.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Apoye el periodismo informando sobre e Covid-19

La necesidad pública de obtener información correcta del coronavirus no se acabará la semana que viene, ni siquiera en el mes que viene. Su apoyo continuado nos ayudará a entregar las ultimas noticias sobre la crisis de salud, los resultados de las investigaciones y las opiniones de los expertos, por el tiempo que sea necesario. Si aprecia este periodismo independiente basado en hechos, por favor considere realizar un aporte de $5, $10 o incluso $20. El periodismo independiente importa y es más vital que nunca. #SoloJuntos