AsiaInternacionalNoticias

China anuncia destitución de su canciller, que lleva más de un mes desaparecido

This content has been archived. It may no longer be relevant

El gobierno de China anunció la destitución de su ministro de Relaciones Exteriores, Qin Gang, cuyo paradero se desconoce desde hace un mes exactamente. El régimen decidió reemplazarlo por su predecesor, Wang Yi, sin ofrecer mayores explicaciones sobre la medida.

Tras anunciarse la salida de Qin a través de la emisora estatal CCTV, rápidamente fueron eliminadas todas las imágenes y menciones sobre el ex canciller en el sitio web del ministerio.

Sin embargo, la agencia AP acotó que Qin todavía es mencionado como consejero de estado a nivel de gabinete en el sitio web principal del gobierno, lo que hace suponer que su carrera política sigue su curso.

La última vez que el saliente ministro fue visto en público fue el pasado 25 de junio, cuando tuvo un encuentro con sus pares de Rusia, Vietnam y Sri Lanka. En las semanas siguientes, al no tener noticias sobre su paradero, surgieron todo tipo de especulaciones, en las que se hablaba de una posible enfermedad o caída en desgracia.

En años anteriores, Qin había cumplido funciones como portavoz del ministerio. En ese tiempo se hizo conocido como un duro crítico de Occidente. También solía rechazar cualquier acusación contra China.

También llegó a ser director del departamento de protocolo del ministerio, llamando la atención de Xi, quien lo nombró posteriormente como embajador en Washington desde julio del 2021 hasta enero de este año.

La destitución de Qin se refleja en un decreto firmado por el presidente Xi Jinping.

Su sucesor, Wang Yi, había desempeñado el cargo de canciller entre el 2018 y 2022. Según la agencia estatal Xinhua, los legisladores chinos votaron para que el ex funcionario retome sus funciones, lo que parece indicar que no habrá cambios significativos en la política exterior del gigante asiático.

El cambio de ministro ocurre en medio de señalamientos contra China por sus recientes movimientos a nivel internacional, que incluyen el apoyo político y económico a Rusia en la guerra contra Ucrania, la firma de un pacto de seguridad secreto con las Islas Salomón y su negativa a dar más información sobre los orígenes de la pandemia de covid-19.

Mientras tanto, Estados Unidos continúa con sus intentos por revitalizar las relaciones con China, que habían alcanzado su punto más bajo en los últimos meses.

Un funcionario anónimo de la Casa Blanca declaró a AP que la administración de Joe Biden no espera que la salida de Qin tenga un impacto significativo.

Más tarde, el gobierno estadounidense dijo que la medida no será un atenuante para seguir promoviendo un diálogo de alto nivel con los chinos.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba