Estados UnidosNoticias

Cientos de trabajadores de Twitter renuncian tras ultimátum de Elon Musk

This content has been archived. It may no longer be relevant

Un grupo considerable de trabajadores de Twitter renunciaron a sus empleos este jueves, luego de que el dueño de la compañía, Elon Musk, les diera un ultimátum exigiéndoles “trabajar como locos”, pues de lo contrario serían despedidos.

Según reportes, cientos de trabajadores declinaron las condiciones impuestas por el magnate, por lo que decidieron abandonar la compañía. En respuesta, Musk decidió cerrar temporalmente las oficinas de Twitter, impidiendo la entrada de los trabajadores para evitar un posible sabotaje de los servidores.

Se prevé que las oficinas de Twitter vuelvan a funcionar con normalidad el lunes, cuando las recientes renuncias sean procesadas. Estos hechos se producen luego de que Elon Musk despidiera casi al 50% de empleados tras adquirir la compañía por US$ 44,000 millones.

“Las oficinas reabrirán el lunes 21 de noviembre. Gracias por su flexibilidad. Continúe cumpliendo con las reglas de la casa al abstenerse de discutir información confidencial en las redes sociales, con la prensa o en otros lugares”, se lee en un memorando interno de Twitter filtrado a la prensa.

El caos en Twitter comenzó luego de que venciera el ultimátum de Musk. Se cree que un número reducido de empleados aceptó las nuevas condiciones de trabajo.

Musk habría enviado un mensaje por correo electrónico a sus empleados diciendo: “En el futuro, para construir un avance en Twitter 2.0 y tener éxito en un mundo cada vez más competitivo, necesitaremos ser extremadamente duros”.

Se pidió al personal que seleccionaran la opción “Sí”, si deseaban quedarse. De lo contrario, serían despedidos con una indemnización correspondiente a tres meses.

Días atrás, el también dueño de Tesla y SpaceX dejó sin efecto las jornadas de trabajo remoto y los almuerzos gratuitos en las oficinas de Twitter, endureciendo así las condiciones de los trabajadores, a quienes exigió un mayor ritmo de trabajo.

A medida que se conocían detalles sobre la situación en las oficinas de Twitter, millones de usuarios teorizaban sobre la posibilidad de que la red social sea cerrada definitivamente. Así, el hashtag #RIPTwitter (Descansa en paz Twitter) se volvió tendencia global durante varias horas.

Fuentes citadas por Reuters indicaron que la versión de Twitter utilizada por los empleados comenzó a ralentizarse. La misma fuente añadió que la versión pública de la red social podría cerrarse el jueves por la noche, lo cual finalmente no ocurrió.

Los informes de interrupciones en Twitter se incrementaron considerablemente de menos de 50 a casi 2,000 informes el jueves por la noche, según el sitio web Downdetector, que rastrea las interrupciones de sitios web y aplicaciones.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba