Casa BlancaEstados UnidosNoticias

Biden pide ayuda a Xi Jinping para poner fin a la guerra en Ucrania

This content has been archived. It may no longer be relevant

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, conversó por teléfono con su homólogo chino, Xi Jinping, con el objetivo de pedirle ayuda con las sanciones destinadas a aislar a Rusia, debido a su incursión sobre el territorio ucraniano. Por lo pronto, no se tiene certeza de algún compromiso por parte del régimen chino.

La comunicación fue realizada desde la Casa Blanca en horas de la mañana, y la misma se extendió por casi dos horas. Otro de los temas abordados por Biden fue la prohibición de suministros militares en favor de los rusos, debido al temor de que estas armas podrían usarse en Ucrania.

Fuentes del gobierno chino informaron que Xi Jinping habría respondido a Biden que la crisis en Ucrania “no es algo que quisiéramos ver” y que tanto Estados Unidos como China tienen el deber de “trabajar por la paz y la tranquilidad mundiales”. El líder chino también habría manifestado que “la tendencia predominante de paz y desarrollo enfrenta serios desafíos, y el mundo no está ni tranquilo ni estable”.

“Como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y las dos principales economías del mundo, no solo debemos guiar las relaciones entre China y Estados Unidos por el camino correcto, sino también asumir nuestra parte de responsabilidad y trabajar por la paz y tranquilidad mundiales”, mencionó Xi durante la reunión virtual.

Informes recientes señalan que el líder ruso, Vladimir Putin, estaría buscando que China le suministre armas. Al mismo tiempo, la invasión a Ucrania por parte de Rusia ha generado dudas sobre una posible incursión china sobre Taiwán.

La conversación entre Biden y Xi fue la primera en los últimos cuatro meses, y se produjo una hora después de que el portaaviones chino Shandong navegara por el Estrecho de Taiwán, escoltado por un destructor de la Marina estadounidense y bajo la supervisión de las fuerzas taiwanesas, según Reuters.

Existía cierto grado de tensión en torno a la comunicación entre ambos líderes, en especial después de que Washington advirtiera que habría consecuencias contra países que quieran ayudar a Rusia en el conflicto. Aún así, China calificó la comunicación como “constructiva” y “sincera”.

“Nuevamente, los acontecimientos nos demuestran que las relaciones entre Estados no pueden llegar al nivel de la confrontación. El conflicto y la confrontación no benefician a nadie”, expresó el presidente de China este viernes, según la agencia de noticias Xinhua.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba