Casa BlancaDefensa NacionalEstados UnidosNoticias

Estados Unidos desaloja su embajada en Kiev ante riesgo de invasión rusa

This content has been archived. It may no longer be relevant

Tal como señalaron diversos reportes desde la noche del viernes, Estados Unidos decidió que todo el personal no esencial de la embajada de Kiev abandone inmediatamente el territorio ucraniano, ante los temores de una cada vez más inminente invasión por parte de Rusia.

La orden del Departamento de Estado fue retirar de Ucrania a “todos los empleados de la embajada que no atiendan las emergencias” en la sede diplomática de Kiev, ante una potencial acción ofensiva ordenada por Vladimir Putin en la zona fronteriza.

“Los ciudadanos estadounidenses en Ucrania tienen que ser conscientes del hecho de que el gobierno no podrá evacuarlos” y que un ataque por parte de Rusia “puede ocurrir en cualquier momento y sin aviso”, advirtió la propia embajada estadounidense desde su cuenta de Twitter.

Hace solo unos días, se emitió una orden desde Washington para desalojar de Kiev a los familiares de los trabajadores de la embajada, mientras que los empleados tenían la opción de quedarse por voluntad propia. Sin embargo, los movimientos por parte de Rusia hacen presagiar un posible ataque, lo que obligó a tomar nuevas medidas.

Miembros del cuerpo diplomático declararon a AP que algunos funcionarios de la embajada podrían ser reubicados en el oeste de Ucrania, cerca a la frontera con Polonia, con el objetivo de seguir contando con presencia diplomática en ese país.

Llamada de emergencia

Se supo además que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mantuvo una llamada telefónica este sábado con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para buscar una solución diplomática al conflicto.

Medios locales informaron que la conversación se extendió durante poco más de una hora. Entre lo más resaltante de la llamada, Biden advirtió que Estados Unidos “responderá con decisión e impondrá costos rápidos y severos” contra Rusia, si es que invade territorio ucraniano.

En ese sentido, el mandatario estadounidense mencionó que un ataque de Rusia sobre Ucrania podría reducir el prestigio de ese país ante los ojos del mundo, y que generaría “sufrimiento humano generalizado”.

Se trató de la primera conversación directa entre los dos mandatarios desde el pasado 30 de diciembre, cuando ambos dejaron claras sus diferencias en torno a Ucrania.

Un funcionario de la Casa Blanca que mantuvo su identidad en el anonimato dijo a la prensa quela llamada “fue profesional y sustantiva”, sin embargo, no generó mayores cambios en cuanto a la posición general que ambos países mantienen desde hace varias semanas.


Descubre más desde Diario-Digital.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba