Estados UnidosÚltima Hora

Mes de la herencia del inmigrante alienta nuevo llamado al Congreso para aprobar reforma inmigratoria

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, proclamó junio como el mes de la herencia de los inmigrantes, en reconocimiento a las contribuciones de millones de extranjeros al país. «Nos han fortalecido y defendido, nos han alimentado y cuidado, han avanzado los límites de nuestro pensamiento y han abierto nuevos caminos», expresó el mandatario en la proclama.

Más de 40 millones de personas que viven en Estados Unidos son extranjeros. Se estima que 11 millones son indocumentados.

El reconocimiento ocurre mientras en el Congreso está estancado un proyecto de reforma inmigratoria y cuando se registra el índice más alto en 20 años de migrantes llegando a la frontera sur.

Jennifer Molina, inmigrante colombiana y directora de la coalición de medios de la Casa Blanca, dijo a la Voz de América que más allá de la conmemoración, la Administración reforzará el llamado al Congreso, para aprobar una reforma inmigratoria que presentó Biden a su llegada al poder.

“El presidente Biden dejó muy claro que esta es una prioridad para su administración, que va a tratar de trabajar con el Congreso, tenemos que llamar al Congreso, al Senado, para que de verdad tomen acción lo más rápido posible, porque el presidente está listo para firmar esto, para volverse en ley”, indicó Molina a la VOA.

La Cámara de Representantes dio el visto bueno a parte del proyecto que ofrece un camino a la ciudadanía a millones de jóvenes beneficiarios del programa DACA y trabajadores agrícolas, pero aún espera por la discusión y aprobación en el Senado, donde legisladores republicanos solicitan un compromiso para proteger la frontera.

El representante Steve Scalise, quien se opuso a las iniciativas en la Cámara Baja, asegura que los proyectos «crearán un mayor imán» para promover la llegada de más inmigrantes a la frontera.

En el Senado, donde es necesario el apoyo de al menos 10 republicanos -y el de todos los demócratas-, el proyecto recibe las mismas críticas.

Lo que está haciendo Biden es crear un increíble problema de derechos humanos en la frontera de Estados Unidos y México»

Senador republicano Rick Scott

Rick Scott, senador republicano por Florida, indicó en entrevista con la VOA que apoya un sistema de inmigración legal que incluya «arreglar» el programa DACA y TPS, pero es se afincó en que «lo que está haciendo Biden es crear un increíble problema de derechos humanos en la frontera de Estados Unidos y México».

El único consenso bipartidista está centrado en que el sistema migratorio del país está «obsoleto» y necesita reestructurarse, lo que ha llevado a varios acercamientos de senadores de los dos partidos para encontrar un «área de entendimiento», según funcionarios del gobierno.

«Estamos esperando ver qué sale de ese proceso; el presidente Biden solo quiere el proyecto de ley en su escritorio», dijo en una reciente entrevista con la VOA, Tyler Moran, asistente especial sobre inmigración de la Casa Blanca.

A la par, legisladores republicanos presentaron su propia versión de reforma inmigratoria que incluye protección a los denominados ‘dreamers’ y prioriza la seguridad fronteriza. El proyecto ofrece un camino a la legalización temporal, pero no un camino a la ciudadanía a 11 millones de indocumentados.

Plan DignidadPlan Dignidad
¿En qué consiste la propuesta de reforma inmigratoria de los republicanos?
Denominado “Plan Dignidad”, el proyecto fue presentado el miércoles, un día antes de que la Cámara de Representantes vote dos iniciativas de ley para darle ciudadanía a dreamers y trabajadores esenciales en el sector agrícola.

El mes de la «herencia del inmigrante» coincide con la masiva llegada de migrantes a la frontera sur, cuando unos 178.622 migrantes fueron detenidos en abril, más del doble de la cifra registrada en enero.

Bajo el gobierno de Biden, la mayoría de los adultos y unidades familiares continúan siendo expulsadas bajo el amparo del Título 42, una política instaurada por el expresidente Donald Trump que da luz verde a la deportación, con la pandemia como excusa.

La excepción bajo la era Biden son los menores — de hasta 18 años de edad- que llegan sin compañía a la frontera, a quienes se les permite ingresar al país para iniciar sus casos de asilo.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Voz de America

Diario Digital se complace en ser un afiliado autorizado de La Voz de América. Contamos con el expreso permiso de esta agencia para diseminar y retransmitir los contenidos realizados por VOA. Diario Digital se complace en ser un afiliado autorizado de la Voz de América.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba