Principal / Deportes / Ser abonado, un problema en Nápoles

Ser abonado, un problema en Nápoles

Fútbol Internacional Solo 9.000 abonados a falta de cuatro días para que arranque la Serie A

A pocos días para que eche a rodar una nueva temporada en la Serie A no es una sorpresa que el Nápoles solo cuente con 9.000 abonados, la mitad que el Lecce, recién ascendido, atendiendo a los datos de Il Mattino. Son varias las causas que explican este fenómeno anómalo para el conjunto italiano, uno de los grandes en el Bel Paese. En España, por ejemplo, el Zaragoza, en Segunda División desde hace siete temporadas, le triplica en número de socios al gran perseguidor de la Juventus en los últimos años en el Calcio. ¿Por qué?

Para muchos, la afición del Nápoles es una de las mejores a la hora de alentar a su equipo. “Un giorno all’improvviso‘ se puso de moda en San Paolo, en cada partido de la Champions un grito ensordecedor acompaña a la última estrofa del himno de la Champions.

Sin embargo, en los últimos años la asistencia media al San Paolo ha caído en picado. En la temporada 2017-18, en el último año de Sarri, el Nápoles estuvo muy cerca de llevarse el Scudetto y el San Paolo respondió de la mejor manera. La media de asistencia era de 43.000 aficionados y para la primera temporada con Ancelotti, la media de asistentes al estadio napolitano cayó hasta los 29.000 espectadores.

De cara a esta nueva temporada, el Nápoles para dejar de ver un San Paolo a medio llenar, ha reformado el estadio. Ha cambiado las viejas butacas rojas que nada tenían que ver con la identidad del equipo por unas azules y rojas, han incorporado megapantallas en el estadio, que no se veían por allí desde el Mundial de 1990, y han mejorado las zonas para los aficionados y van camino de hacer lo mismo con los vestuarios. Por si fuera poco, se han rebajado un 30% los abonos respecto al curso pasado y como novedad, un billete se puede cambiar hasta cinco veces de dueño para los partidos de Serie A con el objetivo de incentivar a los tifosi a acudir al estadio.

Una de las principales razones es la falta de fichajes ilusionantes en los últimos años en el sur de Italia. Di Lorenzo, Manolas, Elmas y Lozano, que está al caer, son los fichajes hasta la fecha de un equipo que aspira a pelear el Scudetto a la Juventus de Cristiano. Y mucho se duda si se habría reforzado la retaguardia si Albiol no hubiera querido volver a España.

<img class="full-image" src="https://diario-digital.com/wp-content/uploads/2019/08/ser-abonado-un-problema-en-napoles-2.jpg" width="660" height="440" alt="Napolis fans hold a giant banner before the Italian Serie A football match SSC Napoli vs AC Milan on February 22, 2016 at the SanPaolo stadium in Naples. / AFP / CARLO HERMANN”>

La tienen todos los clubes y para acudir como visitante a un partido de la Serie A es obligatoria. En el caso del Nápoles es obligatoria para el abono de temporada. El San Paolo es uno de los pocos estadios de Italia que puede presumir de tener dos Curvas donde los más radicales acuden cuando el equipo partenopeo juega como local para no dejar de animar. Lo hacen de pie y muchos, problemáticos, no les interesa estar registrados en lo que se entiende que es como un carnet de identidad que les impediría más pronto que tarde volver al estadio. E incluso algunos, en caso de querer no podrían debido a su historial.

Por si fuera poco, años atrás pagar un abono no era rentable en la ciudad de Nápoles. Era mejor comprar la entrada jornada a jornada y es que los precios, como si se tratara de una especie de bolsa, subían o disminuían en función de los resultados del equipo y De Laurentiis, obcecado en lo suyo, no ayudaba con unos precios demasiado altos para el pase de temporada, bajo la opinión de los aficionados.

Otro de los factores que no ayudan a que el San Paolo presuma de lleno cada fin de semana son las dificultades que tienen los tifosi para llegar al estadio. Nápoles no es la ciudad del orden y tampoco puede presumir de unas buenas comunicaciones. El equipo se entrena cada día en Castel Volturno (Caserta) lejos de la ciudad y los entrenamientos son casi siempre a puerta cerrada. El problema es que para acudir al San Paolo en día de partido, el caos es una constante. Para llegar a Fuorigrotta, el barrio donde se encuentra el estadio, solo hay una línea de metro y acudir en coche es una medida poco aconsejable por las dificultades para aparcar.

Desde la época de Maradona, cuando el estadio se llenaba cada jornada, el San Paolo siempre ha acostumbrado a lucir buen aspecto. Incluso cuando el equipo se refundó en 2004 y empezó en Tercera División eran 60.000 los fieles que iban a animar cada domingo. Sin embargo, el número de abonados más alto con De Laurentiis en sus 15 años de mandato han sido con el regreso del equipo a la Serie A y solo fueron 21.544 los abonados. Un dato que lo resume todo. Ser abonado no es una cuestión prioritaria en el Sur de Italia, para muchos es un problema y además el estadio ha dejado de llenarse en los últimos años. Así se explican los 9.000 abonados. ¿Logaría un fichaje estrella, como Icardi, llenar el San Paolo?

Sobre Diario Digital

Diario Digital es el noticiero digital de mayor alcance en el medio oeste estadounidense. Reportamos sobre temas de interés y relevancia para el hispanohablante dentro y fuera de los Estados Unidos. Creamos contenidos en video, audio, texto y gráficos para que usted siempre tenga opciones a la hora de informarse. Diario Digital cuenta con redacciones locales en St. Louis; Washington D.C.. Houston, y Kansas City.

Mira También

Secretario de Defensa: EE.UU. revisará selección de militares extranjeros

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo el domingo que había dado …