Principal / Deportes / Inglaterra presume de sus posesiones

Inglaterra presume de sus posesiones

La Premier League, la liga más seguida y rentable del planeta, continúa encontrando firme competencia en la española… y no sólo por los fichajes estrella. La tradicional igualdad entre los equipos del torneo sajón, que hacía que casi cualquier partido resultara de interés, ya no lo es tanto. De hecho, y atendiendo al número de encuentros con una posesión aplastante, la Premier fue el curso pasado la más desigual de los cinco mayores torneos domésticos europeos. Mientras, la nuestra, que nunca tuvo fama de ser equitativa, presentó unos datos similares a los del resto de grandes competiciones, menos dispares que la inglesa.

La cifra que más llama la atención es la del numero de partidos con un dominio de balón abrumador por parte de uno de los contendientes. Del total de 380 duelos disputados la pasada temporada, tanto en la Premier como en la Liga, 67 partidos concluyeron en el torneo británico con una posesión de más del 70%, mientras que sólo 26 -casi tres veces menos- lo hicieron en España. Por supuesto tener la pelota no significa ganar, pero que el rival apenas participe puede considerarse, en general, como un indicador de desigualdad entre contrincantes. Pensemos que, por ejemplo, la final de la Eurocopa 2012 entre España e Italia, que ganó 4-0 el equipo de Del Bosque y está considerada uno de los máximos exponentes históricos del fútbol de toque, se saldó con apènas un 52% de posesión para la vencedora.

Ampliando el límite hasta el 75%, un porcentaje que debería ser marginal, se constata que en la pasada Premier se dieron 22 partidos con una posesión igual o superior a esa cifra. En la Liga, la mitad (11). Hace sólo un lustro, las posesiones dominantes eran similares entre ambas competiciones, incluso algo más frecuentes en España, pero las cifras de Inglaterra se han disparado, sobre todo los dos últimos cursos.

La media dominante a lo largo de la temporada fue del 61,6% para la Premier, la mayor de las grandes europeas, y de un 58,9% para la Liga, dato que la sitúa por debajo de la Bundesliga (59,3%) y sólo una décima por encima de la Serie A italiana (58,8%). El dato más bajo, es decir, el que muestra una igualdad mayor, se dio la temporada pasada en Francia (58,6%), pues el hecho de que un equipo dominara el campeonato, como fue el PSG, no bastó para que la media de los 380 encuentros se viera descompensada. De hecho, no hubo en la Ligue 1 ningún partido con posesiones del 75% o más, algo de lo que no puede presumir ninguna otra de las cinco grandes ligas.

Otro dato que, excepciones aparte, suele ser revelador del dominio desigual del juego, es el de los pases totales, así como el de los pases buenos (con éxito) que se dan durante un partido. Como media, en un encuentro de Liga de la temporada pasada cada equipo dio 428 pases, 339 con éxito. En la Premier, un poco más: 458 totales, 365 buenos. Hasta aquí, nada reseñable. Pero, si observamos la variabilidad que el conjunto de los 20 equipos de cada torneo presenta respecto a la media, nos podemos hacer una idea de la mayor igualdad o desigualdad en cada liga. También aquí la Premier arroja cifras más dispares en cuanto a los pases que cada equipo fue capaz de dar. La desviación típica -que separa a los equipos del promedio es mayor en Inglaterra (110,2 para pases y 114,7 para pases buenos) que en España (90,2 y 96,4, respectivamente). Es decir, el control de la circulación de la pelota fue más notable en Inglaterra que en España.

De la relevancia del dato podría dar cuenta el hecho de que tanto el Manchester City como el Barcelona, campeones de sus respectivos torneos, fueron también los que más pases completaron. Los culés, 587 con éxito de media por partido. Los citizens, 699. Cifras que, comparadas con los que menos pases sumaron, arrojan, una vez más, mayor disparidad en la Premier: los de Guardiola dieron, como media, 451 pases buenos más que el Cardiff (171). Los de Valverde, 399 más que el Getafe (188).

Los azulones, por cierto, son toda una excepción, pues dar menos pases que nadie no les llevó al descenso, como al Cardiff, sino a firmar un curso memorable. Un éxito que no siempre reflejan los datos, pero que sí sirvió a José Bordalás para llevarse el Trofeo Miguel Muñoz.

Suscríbete a la Newsletter de Fin de Semana de MARCA y recibe en tu correo electrónico, sábados y domingos a primera hora de la mañana, los reportajes, entrevistas y gráficos en profundidad de MARCA y los de su suplemento dominical ‘Primera Plana’.

Sobre Diario Digital

Diario Digital es el noticiero digital de mayor alcance en el medio oeste estadounidense. Reportamos sobre temas de interés y relevancia para el hispanohablante dentro y fuera de los Estados Unidos. Creamos contenidos en video, audio, texto y gráficos para que usted siempre tenga opciones a la hora de informarse. Diario Digital cuenta con redacciones locales en St. Louis; Washington D.C.. Houston, y Kansas City.

Mira También

Netflix estrena “The Panama Papers”

“The Casagrandes”, la nueva serie original de Nickelodeon sobre una niña de 11 años que …