Principal / Noticias / Internacional / Presidente Temer de Brasil: “Destitúyanme si quieren”

Presidente Temer de Brasil: “Destitúyanme si quieren”

Brasilia, Brasil — 22 de Mayo (VOA) • El presidente de Brasil, Michel Temer, reiteró que no renunciará incluso si es acusado formalmente por el Tribunal Supremo, de acuerdo a una entrevista publicada el lunes por el diario Folha de S. Paulo.

“No renunciaré. Destitúyanme si quieren, pero si me retiro, estaría admitiendo culpa”, sostuvo Temer, tras negar acusaciones de corrupción y de obstrucción a la justicia en una extensa investigación sobre pago de sobornos.

Miles de brasileños salieron a las calles el domingo en varias partes del país para exigir la renuncia de su presidente después de que la corte suprema le abriera una investigación por supuestamente aprobar pagos para comprar el silencio de un ex legislador que ya está en la cárcel.

Las acusaciones contra Temer han vuelto a sumir a la nación más grande de América Latina en una crisis, que ha acarreado el desplome de la moneda y el mercado accionario local y paralizado una serie de reformas dirigidas a sacar a la economía de su prolongada recesión.

Hace un año Temer había asumido la presidencia de manera interina debido al proceso contra su predecesora, Dilma Rousseff, que fue destituida finalmente.

Ahora, aumentan las presiones para que Temer renuncie o sea sometido a juicio político. La más reciente organización en sumarse a esa demanda es el Colegio de Abogados de Brasil que aprobó el sábado en la noche presentar al Congreso una petición para que Temer enfrente juicio político.

Muchas personas dijeron que rechazan a Temer desde que sustituyó a Rousseff por considerar que el juicio político contra la mandataria fue ilegítimo y tuvo trasfondo político.

Sobre James Klein

Mira También

Plaza Tiananmen, China.

China: 30 años de la masacre de Tiananmen

La violenta represión de China contra las protestas a favor de la democracia hace 30 años es recordada en todo el mundo, pero los activistas locales fueron silenciados bajo estrictas medidas de seguridad en la Plaza de Tiananmen de Beijing el martes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.