Español
Última Hora
Portada / Inmigración / La “Green Card” ya no es garantía de permanencia en los EE.UU.

La “Green Card” ya no es garantía de permanencia en los EE.UU.

Washington D.C. — 14 de Julio, 2018 (Diario Digital) • La gran mayoría de inmigrantes que entran a Estados Unidos buscan obtener la codiciada”Green Card”. El documento de identidad que permite la estadía legal en los Estados Unidos y la posibilidad de permanecer legalmente aquí. Una vez obtenido, muchos inmigrantes se confían de que sus preocupaciones migratorias desaparezcan, ya que permite al portador vivir y trabajar legalmente en los Estados Unidos  y es un paso imprescindible para la ciudadanía.

Pero la agresiva política migratoria de Donald Trump pudiera cambiar la noción de que la Green Card proteja al portador de la deportación. El documento ya no es la póliza de seguros que antes era para el inmigrante legalizado.

Durante el último año han surgido historias de personas documentadas siendo deportadas de los Estados Unidos si estos han roto alguna ley federal o estatal que ofrezca beneficios al inmigrante.

Nuevas políticas implementadas por el USCIS, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos ha cumplido de manera más estricta las leyes migratorias en vigor, y cada par de semanas anuncian cambios dramáticos a sus políticas tanto de aceptación inicial, como a los programas establecidos como son DACA, TPS o el visado de H-1B.

Un nuevo memorando implementado la semana pasada por USCIS pide que inmigrantes que “abusen” del sistema o “Cualquier programa relacionado con el recibo de beneficios públicos” tendrá que responder ante una corte migratoria.

La tendencia ya ha sido documentada, con el despido de soldados inmigrantes, la deportación de los amparados por DACA y TPS, y ahora los titulados con la Green Card. El memorando publicado por USCIS explica que inmigrantes que malrepresenten su caso o cometan fraude en conexión con “cualquier asunto oficial o aplicación ante otra agencia gubernamental,” deberan ser sometidos a un proceso de deportación.

El sistema esta siendo preparado para facilitar la rápida deportación de aquellos que no cumplan, a discreción de la USCIS con los parametros estrictos de aplicación. Cada semana, USCIS parece ampliar más y más estas directrices, preparando un proceso judicial expédito que permitirá al Gobierno Trump deportar en masa.

Titulares de la Green Card que han vivido aquí por décadas no están exentos. La longevidad con la Green Card tampoco protegerá al inmigrante de la posibilidad de ser deportado. Existen ya casos en que personas que cometieron crímenes, no importa su gravedad, ya han sido deportados décadas después de haber cometido la infracción. Dichas infracciones pueden incluir casos de manejar ebrio, no pagar impuestos, o estar involucrado en un caso criminal.

Los beneficios que reciben los inmigrantes con la “Green Card” incluyen servicios sociales, seguro medico para aquellos con bajos ingresos, ayuda temporal para familias necesitadas, programas de nutrición y ayuda alimenticia, pagos de Seguridad Social suplementada, y un programa de salud para niños.

La mayoría de estos programas están dirigidos en ayudar familias de poco ingreso. No todo el que tiene la Green Card accede a los beneficios. Usarlos pudiera afectar el proceso de recibir la Green Card. Trump ha dejado claro querer erradicar abusos al sistema, pero esto pudiera ser a cuesta de los más necesitados en el sistema migratorio, como son los refugiados.

El Departamento de Seguridad Nacional conocido por sus siglas en Inglés como Dept. of Homeland Security o DHS, ha introducido una propuesta que buscará bloquear a inmigrantes documentados de obtener residencia si utilizan los beneficios ofrecidos a familias necesitadas o si sus hijos reciben beneficios públicos, incluyendo programas de suplemento de comida o educación temprana.

“El recibo de beneficios públicos por un extranjero viene a la expensa del contribuyente y disponibilidad de beneficios públicos del contribuyente que pudieran incentivar a los extranjero a emigrar a los Estados Unidos,” dijo la directiva de la DHS.

Las autoridad migratorias también tiene la mira fijada en el Residente Permanente que busque aplicar a la ciudadanía.

La nueva política de USCIS dictamina la posibilidad de que empleados del Servicio puedan comenzar el proceso de deportación para aquellos que hayan sido denegados su aplicación de ciudadanía. Esto incluye a personas que hayan sido procesadas por un delito mayor agravado antes del 29 de Noviembre, 1990, o aplicantes encontrados culpables en ofensas deportables después de obtener el estado de Residente Legal Permanente (LPR por sus siglas en inglés).

Sobre Editor Diario-Digital

Mira También

EE.UU. considera restringir la “green card” por asistencia pública

Vistas: 54.690 Washington D.C. –– (VoA) • El gobierno del presidente Donald Trump está proponiendo …

Inline
Inline