(314) 456-0254

Panamá celebra su día de la Independencia

Publicado: 28 Nov 2016
Comment: Off

Panamá (NM) –   “Panamá, espontáneamente y conforme al voto general de los pueblos de su comprensión, se declara libre e independiente del gobierno español”, reza el Acta de Independencia de Panamá, documento mediante el cual, el 28 de noviembre de 1821, hace hoy 195 años, la nación rompía todo lazo colonial con España para integrarse en Gran Colombia, un Estado ya extinto compuesto por los actuales países de Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá, así como pequeños territorios que pasaron a pertenecer tras su desintegración a Brasil o Perú.

Los hechos que impulsaron a Panamá a alcanzar su Independencia fueron, como en todo episodio histórico, variados y complejos. En primer lugar, España sufrió un gran debilitamiento de su poder en las colonias debido a la invasión de Napoleón Bonaparte de la metrópoli, lo que conllevó el estallido de su propia Guerra de Independencia, que se desarrollaría entre 1808 y 1814.

Aprovechando esta flaqueza y el disgusto general por los diferentes abusos a los que estaba sometida Panamá, los ideales de muchos líderes revolucionarios como Simón Bolivar o Francisco Miranda tuvieron acogimiento en el istmo, así como los distintos movimientos independentistas que estaban surgiendo en el sur del continente.

La Declaración de Independencia de Estados Unidos, país capaz de establecer una democracia autogestionada, también sirvió de inspiración a Panamá, así como el surgimiento de su primer periódico ‘La miscelánea del Istmo’, donde se divulgaban diferentes opiniones políticas, muchas de ellas en favor de la independencia.

Pero realmente el proceso independentista panameño se inició el 10 de noviembre de 1821 con el ‘Primer grito de Independencia de la Villa de los Santos’, en el que la población de este distrito, ubicado en la Provincia de Los Santos, se levantó contra el Gobierno colonial español. Este alzamiento culminó con la Villa de Los Santos proclamada como ciudad independiente.

En los días sucesivos, los ‘gritos’ se sucedieron por otras ciudades y distritos como Las Tablas, Macaracas, Las Minas, Pesé o Alanje. Se había sembrado la semilla de la revolución. Para intentar evitar cualquier conflicto armado y conseguir la independencia de la forma más pacífica posible, el coronel José de Fábregas –que será conocido luego como el ‘Libertador del Istmo’,– reunió en su casa el 20 de noviembre de 1821 a todos aquellos identificados como patriotas que se encontraban en las élites políticas, civiles y eclesiástica.

Ante el peligro de un levantamiento militar en contra de la Independencia, en esta reunión se acordó sobornar a las filas militares del ejército, de forma que los soldados españoles desertaron de tal manera que apenas quedaron suficientes para el servicio en las cárceles y cuarteles.

Finalmente, el 28 de noviembre de 1821, en un Cabildo abierto de la Ciudad de Panamá, se proclamó la Independencia del país, recogida en el ‘Acta de Independencia de Panamá’. Aunque en este documento se constituye una nación independiente, debido al escaso presupuesto y armamento militar, se propone la adhesión a la Gran Colombia de Simón Bolivar, unión que fue aprobada por voto popular por la gran admiración que existía en el país hacia este personaje.

La Independencia de Panamá es uno de los episodios más interesantes de Iberoamérica de reivindicación de la soberanía de los pueblos mediante el que un país consigue su emancipación sin derramar ni una gota de sangre, algo inusual en la historia de la humanidad.

 

Sobre el Autor

Articulos Relacionados

Inline
Inline