El Gobierno mexicano recibió sobornos de empresas para el reparto de televisiones digitales
El Gobierno mexicano recibió sobornos de empresas para el reparto de televisiones digitales

El Gobierno mexicano recibió sobornos de empresas para el reparto de televisiones digitales

Ciudad de México, México (NM) –   En mayo de 2014, México amaneció con la noticia de que los usuarios de televisión se ahorrarían 1.683 millones de pesos año (unos 86,6 millones de dólares) y que, además, se repartirían 13,8 millones de televisiones, en su mayoría destinadas a familias de escasos recursos que son beneficiadas por programas de asistencia social. Todo ello en el marco del programa Transición a la Televisión Digital (TDT).

Sin embargo, la nueva con la que comenzaron el día este miércoles no fue tan agradable: el actual Gobierno de Enrique Peña Nieto fue sobornado para que beneficiara a un grupo de empresas en el programa de entrega gratuita de televisiones digitales cuyo costo se elevó a 1.300 millones de dólares.

La revelación la ha hecho el diario ‘The Wall Street Journal’ en el reportaje ‘Licitación para el regalo de las televisiones digitales genera dudas’, del que se han hecho eco medios mexicanos como ‘Proceso’ o ‘Animal Político’.

Algunas de las compañías beneficiadas fueron Comercializadora Milenio, socia de la empresa manufacturera Diamond Electronics, o Foxcon. “Fue un fraude, una cadena de corrupción”, aseguró una fuente cercana al caso al diario estadounidense.

Otra fuente detalló que el Gobierno pidió a las empresas entre 12 y 18 dólares por televisión comprada, lo cual fue negado “categóricamente” por quien fuera el jefe de finanzas de la Secretaría de Comunicaciones Rodrigo Ramírez.

En tanto, un testigo también cercano al caso aseguró que desde el Palacio Nacional se impidió que Samsung, el mayor productor de TVs en México, ganara el contrato de las televisiones con el argumento de que no cumplían con las especificaciones técnicas.

Una de las mayores beneficiadas de la corruptela fue la empresa de aparatos eléctricos Comercializadora Milenio, la cual recibió dos tercios de los contratos más importantes.

Por su parte, la compañía Diamond –dedicada a la fabricación y distribución de productos electrónicos multimedia– que además obtuvo financiamiento de la banca pública para cubrir el capital necesario, distribuyó el 63 por ciento de todos los televisores digitales –cerca de 6,5 millones– por 900 millones de dólares.

Acusación que ha sido negada por un portavoz de Diamond Electronics, quien ha asegurado al ‘The Wall Street Journal’ que “de nuestra parte no vimos irregularidades en el proceso”, afirmando que la compra de las televisiones se realizó de acuerdo con las leyes y los contratos.

“El reparto de las televisiones digitales es una reminiscencia del reinado del PRI (Partido Revolucionario Institucional), famoso por su permanencia en el poder de 1929 al 2000. Con Peña Nieto, cuya victoria electoral en 2012 permitió el retorno del partido del presidente, la deuda pública se ha elevado cerca del 50 por ciento anual”, destacó el diario financiero.

“México fue el único país del mundo en distribuir gratuitamente televisores para el apagón analógico, ni el gobierno de Venezuela hizo algo similar”, declaró el director ejecutivo de Opciona –organismo mexicano anticorrupción–, Gustavo Rivera.

Según señaló la Auditoría Superior de la Federación en su informe de la Cuenta Pública 2014, el monto equivalente por las televisiones digitales perdidas es de 985.636.216 pesos (50,9 millones de dólares) de los que no figura ningún registro sobre su destino.

 

Sobre Editor Diario-Digital

Mira También

EE.UU. se retira de la UNESCO por resoluciones que considera “anti-Israel”

Paris, Francia — 12 de Oct. (VoA) • El departamento de Estado notificó este jueves …

Inline
Inline