Última Hora
David Bowie, la camaleónica leyenda de la música ecléctica
David Bowie, la camaleónica leyenda de la música ecléctica

David Bowie, la camaleónica leyenda de la música ecléctica

(NA) –   El 7 de enero David Bowie cumplía 69 años y aprovechaba la ocasión para publicar el que se convertiría en su último disco, ‘Blackstar’.

Tan sólo cuatro días después de su lanzamiento, este lunes, el cantante británico fallecía “pacíficamente rodeado por su familia tras una valiente batalla de 18 meses contra el cáncer”, según confirmaba su Twitter oficial.

Ecléctico, camaleónico y único. En su más de medio siglo en el mundo de la música, Bowie pasó por diferentes estilos musicales, como el hard rock y el heavy metal, el jazz, el pyshedelic folk, el pop e incluso hip-hop en su último trabajo.

Así lo aseguró el semanario ‘NME’, que describió ‘Blackstar’ como “melodías deformadas, un disonante rock industrial, baladas llenas de soul, un folk-pop etéreo e incluso hip-hop”.

El diario británico ‘The Guardian’, por su parte, anotó que este último álbum, el número 25 de su trayectoria profesional, marca una “ruptura fascinante” con el pasado del artista.

SUS INICIOS 

Procedente de Brixton, Londres (Reino Unido), David Bowie, quien fue llamado al nacer David Robert Jones, mostró un gran interés por el mundo de la música desde pequeño, más concretamente por el jazz, lo que le llevó a tocar el saxofón y formar su primera banda, Konrads, a los 15 años.

Tras pasar por varios grupos, como King Bees, Lower Third, The Buzz or The Riot Squad, en 1967 lazó su álbum debut ‘David Bowie’, dos años después de cambiarse de apellido oficialmente. Este trabajo era una mezcla de pop, rock psicodélico y music hall. Sin embargo, al igual que su paso por las bandas mencionadas, no resultó muy exitoso, por lo que estaría dos años sin componer ni interpretar nada nuevo.

Durante este periodo de su vida, el cantante y compositor estuvo muy cercano al bailarín Lindsay Kemp, quien le llevó al mundo de lo bohemio y las religiones orientales.

Gracias a su influencia, Bowie cambió su forma de actuar en escena, con un nuevo estilo que puso en práctica en Turquoise, rebautizado como The Feathers, una banda musical que formó con su novia por aquel entonces, la bailarina Hermione Farthingale, y el músico John Hutchinson.

En 1969 lanzaría su primer sencillo de éxito, ‘Space Oddity’, que alcanzó el puesto 5 en las listas británicas. El tema formaría parte del disco denominado en el Reino Unido ‘David Bowie’ y en los Estados Unidos ‘Man of Words/ Man of Music’, hasta que su nombre oficial terminó siendo ‘Space Oddity’, un trabajo caracterizado por el rock acústico y el folk.

Ese mismo año, Bowie conoció a Angela Barnett, la ‘Angie’ de los Rolling Stone, con quien se casó al año siguiente, cuando publicó ‘The man who sold the world’, un álbum con sonido hard rock.

LA CREACIÓN DE ZIGGY STARDUST 

Más tarde, en 1972 llegaría Ziggy Stardust que, más que un álbum, sería un personaje característico de David Bowie. Influenciado por Iggy Pop y Lou Reed, el trabajo narra la historia de Ziggy Stardust, un extraterrestre bisexual de imagen andrógina que se convertiría en el primer álter ego que adoptó el cantante en su carrera, al que posteriormente seguirían otros como Alddin Sane o el Duque Blanco.

En el escenario, Bowie se transformaba en Ziggy Stardust, lo que hizo de él una superestrella e icono cultural y musical.

A partir de ese momento, el cantante se tuvo que acostumbrar a vivir en medio de la fama, una posición desde la cual no dejó de lanzar nuevos temas y discos, como ‘Diamond Dogs’, en 1974, que intentaba adaptar de manera conceptual la obra de George Owell, ‘1984’.

La búsqueda de nuevos sonidos y estilos musicales le llevaría, años más tarde, a la ciudad alemana de Berlín. Allí, Bowie experimentó con la música electrónica y ambiental, creando su ‘Triología de Berlín’, una serie de álbumes que grabó en colaboración con Brian Eno, antiguo componente de Roxy Music, en la década de los 70 (‘Low, ‘Heroes’ y ‘Lodger’).

Durante esa década, Bowie produciría y ayudaría en la composición a artistas de la talla de Iggy Pop, a quien echó una mano en la grabación de dos de sus mejores obras en solitario, ‘The idiot’ y ‘Lust for life’.

El éxito parecía estar hecho para el cantante, que continuó cosechando buenos resultados con trabajos como el single ‘Ashes to ashes’, que alcanzó el puesto número uno en el mercado británico.

Después de su álbum ‘Never let me down’, de 1987, Bowie volvió a formar parte de una banda por primera vez desde comienzos de la década de los 70. Esto ocurrió en 1989, con el cuarteto de hard rock ‘Tin Machine’.

Tras esta experiencia, Bowie continuó reinventándose, teniendo siempre presente al rock, con diversos matices. Ya en 2003, el cantante británico lanzaría ‘Reality’. Tendría que pasar toda una década para que el artista realizara otra producción.

Ese trabajo fue ‘The next day’ que salió el día de su cumpleaños, al igual que su último álbum, ‘Blackstar’, con el que el músico se despedía hace menos de una semana.

 

Sobre Editor Diario-Digital

Mira También

Eminem

Eminem califica de racista a Trump en un video titulado “La Tormenta”

Detroit, Michigan — 11 de Oct. (VoA) • Eminem lanzó un video contra el presidente …

Inline
Inline