El gobierno de Beijing y los manifestantes endurecen sus posturas ante el conflicto en Hong Kong

Cuarto Día de Protestas

Hong Kong, China (TELAM) • En el cuarto día seguido de protestas, con decenas de miles de personas en las calles, los líderes de las manifestaciones se mostraron hoy confiados en poder congregar a grandes multitudes mañana en coincidencia con las celebraciones por el 65 aniversario de la fundación de la China comunista.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, ignoraron una exhortación hecha este martes por el jefe de gobierno de Hong Kong para poner fin a su presencia en las calles, así como declaraciones de China sobre la ilegalidad de sus protestas, optando en cambio por continuar la ocupación de las calles del centro del territorio.

“Vamos a aumentar la intensidad de la protesta, planeamos comenzar con la ocupación de sedes gubernamentales”, aseguró hoy el líder estudiantil Chow Wing Hong, en una intervención ante la prensa junto a Chan Kin Man, cofundador del movimiento “Occupy Central” (Ocupar Central), una de las organizaciones clave en la protesta.

El gobierno británico del primer ministro David Cameron, en tanto, anunció que convocó al embajador chino en Londres para discutir el conflicto, que es considerado uno de los mayores desafíos a la autoridad del Partido Comunista Chino desde que pasó a controlar la ciudad estado, un importante centro financiero global.

En declaraciones a la prensa, Cameron dijo que es importante que los hongkoneses tengan un derecho genuino a elegir a sus líderes.

Beijing tomó control de Hong Kong en 1997 en virtud de un acuerdo con el Reino Unido que garantizaba a sus 7 millones de habitantes una administración semiautónoma, así como derechos civiles y eventualmente libertades democráticas de las que carecen el resto de los ciudadanos de la China comunista.

Los manifestantes exigen que se dé marcha atrás con una reciente decisión de China de preseleccionar a los candidatos que se presentarán en los primeros comicios directos del territorio, previstos para 2017, algo que consideran una falta a la palabra del líder de Hong Kong, que había prometido “sufragio universal”.

“No nos corresponde involucrarnos en cada punto y coma de lo establecido por China. Pero creo que es una cuestión crítica. Un sufragio universal auténtico no significa solamente el acto de votar; significa poder tomar una decisión apropiada”, dijo Cameron al canal Sky News.

En sus primeros comentarios públicos desde que los manifestantes fueran reprimidos con gases lacrimógenos, el domingo por la noche, el jefe ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, dijo hoy que los campamentos de protesta organizados por la Federación de Estudiantes y Occupy Central estaban “fuera de control”.

“Los fundadores de Occupy Central habían dicho repetidamente que si el movimiento perdía el control, iban a pedirle que se detuviera. Les estoy pidiendo ahora cumplir con la promesa que le hicieron a la sociedad y que frenen esta campaña inmediatamente”, señaló, citado por la cadena CNN.

Pero los líderes de la protesta rechazaron la exigencia de Leung y renovaron su pedido de que renuncie y de que Beijing desista de preseleccionar a sus posibles sucesores.

“Si el gobierno no responde luego del 2 de octubre, las acciones inevitablemente escalarán”, dijo Alex Chow, presidente de la Federación de Estudiantes de Hong Kong, ante periodistas.

“Tenemos que resistir y tenemos las condiciones para hacerlo”, instó a los estudiantes Chan, el cofundador de “Occupy Central”, quien, junto a su compañero de la Federación de Estudiantes, mostró su descontento por las declaraciones de Leung.

El presidente chino, Xi Jinping, prometió “salvaguardar incondicionalmente” la estabilidad y prosperidad de Hong Kong, en un discurso con motivo del Día Nacional, en que se celebra la llegada al poder del partido y el nacimiento de la China comunista, en 1949.

Beijing ha calificado la protesta de ilegal, aunque no ha intervenido abiertamente, dejando a las autoridades locales lidiar con la crisis. La represión del domingo sólo agravó las cosas, así que el gobierno local decidió desde ayer retirar a la policía antidisturbios y adoptar una política de no confrontación.

Pese al endurecimiento de la retórica de ambas partes, el ambiente de hoy a la noche fue más bien festivo. La presencia policial era escasa, y los pocos agentes a la vista parecían relajados.

Durante el día, el número de los manifestantes en las calles se redujo respecto de jornadas anteriores, pero luego volvió a aumentar por la tarde y hacia la noche.

Se cree que más gente aún podría sumarse a las protestas mañana y el jueves, que son dos jornadas no laborables por el Día Nacional de China.

Los manifestantes están congregados en las zonas más concurridas de Hong Kong, incluyendo el Almirantazgo, el distrito de negocios central, cerca de la sede de gobierno, el distrito comercial de Bahía Calzada y Mong Kok en Kowloon.

“Esperamos que todas las personas pueden mantener los tres puntos principales de ocupación: Almirantazgo, Bahía Calzada y Mong Kok. Llamaremos Plaza Democracia a estos lugares”, dijo Chan.

Las protestas comenzaron con una huelga estudiantil de una semana, lo que forzó a Occupy Central a adelantar una serie de manifestaciones que tenía previstas para el Día Nacional de China en apoyo a la toma del centro del territorio por la Federación de Estudiantes, ocurrida el fin de semana pasado.

Sobre Diario-Digital.com

Diario-Digital.com reserva el derecho de autor en todo su contenido. Queda expresamente prohibida su duplicación, copia o publicación sin el expreso permiso de Diario-Digital.com - ©2012 -2017.

Mira También

EE.UU. se retira de la UNESCO por resoluciones que considera “anti-Israel”

Paris, Francia — 12 de Oct. (VoA) • El departamento de Estado notificó este jueves …

Inline
Inline