Dar el pecho hasta los dos años aumenta el riesgo de caries en el bebé

HASTA UN 40%

fotonoticia_20140317112916_442La lactancia materna ofrece numerosos beneficios para los recién nacidos pero, ahora, un equipo de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), en Estados Unidos, ha observado que prolongarla durante más de dos años puede aumentar el riesgo de caries en los primeros dientes del bebé.

   Así se desprende de los resultados de su estudio publicados en la revista ‘Annals of Epidemiology‘, después de analizar la relación entre una lactancia materna prolongada y el riesgo de caries en 458 bebés de Porto Alegre, en Brasil.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los bebés sean alimentados exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses de vida, y desde ese momento ya se recomienda ir añadiendo poco a poco alimentos sólidos. Sin embargo, la OMS también recomienda continuar amamantando a los bebés hasta los dos años de edad e incluso más, según señalan los autores.

A lo largo de su estudio, los investigadores realizaron tres revisiones a los bebés participantes a los 6, 12, 24 y 38 meses de edad. En la primera revisión se analizó la cantidad de leche u otros líquidos, como zumos; y a los 12 y 38 meses, se preguntó por el consumo de un total de 29 alimentos, incluyendo algunas frutas, verduras, galletas, etc.

Tras el periodo de análisis vieron como casi la mitad de los niños tomaban preparados de leche a los seis meses pero al cumplir el primer año de vida apenas los seguían consumiendo unos pocos.

Y de los que seguían siendo amamantados hasta los 24 meses, hasta el 40 por ciento presentaba alguna caries al finalizar el estudio, un porcentaje que se elevaba hasta el 48 por ciento en caso de seguir tomando el pecho después de los dos años.

  “Nuestro estudio no sugiere que la lactancia provoque caries”, según ha aclarado Benjamin Chaffee, autor del estudio, quien no obstante puntualiza que “la prioridad para cualquier madre que da el pecho a sus hijos debe ser asegurarse de que su hijo es alimentado de forma óptima”.

Chaffee y su equipo creen que es necesario hacer más estudios pero una de las posibles causas de este mayor riesgo de caries podría ser la combinación de la leche materna con los alimentos que comienzan a comer los bebés, con un alto contenido de azúcar refinada. De hecho, hay expertos que desaconsejan seguir dando el pecho cuando comienzan a salir los dientes.

Además, el profesor William Bowen, del Centro de Biología Oral de la Universidad de Rochester en Nueva York (EE.UU), que no participó en el estudio, aporta otra teoría de porqué la leche materna puede tener un cierto riesgo de provocar caries a determinadas edades.

A su juicio, tanto dar el pecho como el uso del biberón hace que los dientes del bebé permanezcan aislados de la saliva en la boca, una barrera física que impide que la saliva pueda estar en contacto con las bacterias y, por tanto, que hace que aumenten las probabilidades de caries.

No obstante, tanto Bowen como Chaffee consideran que este riesgo de caries es muy fácil de combatir, con tan solo cepillar los dientes del bebé. Además, también recomiendan hablar con el pediatra para decidir cuando es el mejor momento para el destete en cada caso.

Sobre Diario-Digital.com

Diario-Digital.com reserva el derecho de autor en todo su contenido. Queda expresamente prohibida su duplicación, copia o publicación sin el expreso permiso de Diario-Digital.com - ©2012 -2017.

Mira También

Informe: 23 millones perderían seguro médico bajo ley republicana

Washington D.C. — 25 de Mayo (VoA) • Un estimado de 23 millones de estadounidenses …

Inline
Inline