(314) 456-0254

Aprobada la reforma de “Obamacare” que permitirá que muchos mantengan sus planes de Salud, por lo menos en el 2014.

Publicado: 15 Nov 2013
Comment: Off

1836196Dijo que está “decepcionado” y para nada contento con el rumbo que tomó la reforma a la salud, su “proyecto estrella”. Pero que ante la ola de críticas, incluso al interior de su propio partido, está dispuesto a hacer concesiones. En una conferencia de prensa desde la Casa Blanca, Barack Obama anunció ayer que millones de asegurados podrán conservar durante un año más sus actuales seguros de salud, que estaban siendo anulados después de que la ley entró en vigencia en octubre.“Este arreglo no resuelve todos los problemas de cada persona en particular, pero ayudará a muchas de ellas”, aseguró Obama, quien insistió en que había escuchado “perfectamente” las quejas de los estadounidenses tras las cancelaciones de sus seguros de salud. Tras la puesta en marcha del programa, el mandatario había prometido a los ciudadanos que podrían mantener sus planes de salud si estaban satisfechos con ellos.

La reforma del presidente demócrata, conocida como “Obamacare”, espera darle cobertura médica a 48 millones de personas que no la tienen y prohíbe que las aseguradoras nieguen servicios a los que están enfermos.

Los republicanos se oponen porque consideran que la obligatoriedad a contratar un seguro médico es un ejemplo de clara intromisión del Estado en la vida ciudadana. Según el plan de salud de Obama, a las aseguradoras no se les permite vender coberturas que no cumplan los criterios de ley.

El largo debate del “Obamacare” en el Congreso le costó caro al presidente. La oposición republicana intentó amarrar la aprobación del presupuesto 2013-2014 al aplazamiento por un año de la reforma. Como no hubo acuerdo, el 1 de octubre se decretó la paralización del gobierno federal. Y poco después se produjo una crisis por la discusión sobre el techo de la deuda.

Pero también, según señaló The New York Times, Obama estaba siendo presionado por sus correligionarios demócratas para realizar cambios urgentes. Incluso, el ex Presidente Bill Clinton había dicho que se debía permitir a los estadounidenses quedarse con su plan. Esto también se da en momentos en que el presidente es percibido como alguien no tan confiable. Según un sondeo de la U. de Quinnipiac, por primera vez desde que llegó a la Casa Blanca en 2009, el 52% no ve a Obama como un hombre honesto y digno de confianza. El giro ocurre después de una serie de reveses tras la puesta en marcha de la reforma. Uno de los mayores bochornos para Obama ha sido el sitio web que debía implementar los cambios de cobertura médica. La página en internet sufrió “problemas técnicos” y hasta el propio gobernante reconoció días atrás que el sitio “no ha funcionado tan bien como debía”. También colapsaron las líneas telefónicas. La reacción de los republicanos no se hizo esperar. “No tiene arreglo este plan de salud de Obama”, dijo ayer el presidente de la Cámara Baja, John Boehner, citado por The Associated Press. “Es la hora de eliminar esta ley de una vez para siempre”, agregó.

En su primer mes de vigencia, sólo 26.794 personas se inscribieron en la página web para acceder a un nuevo plan de seguro médico. Estados Unidos no tiene un sistema universal que ofrezca cobertura médica. El gobierno federal financia algunos programas, pero en general, la población debe costearse un seguro.

Según cifras del Departamento de Salud, en total, los inscritos en un mes fueron 106.185. El gobierno esperaba que en esta primera etapa 500 mil estadounidenses compraran los nuevos seguros. De todos modos, el Departamento de Salud aclaró que entre el 1 de octubre y el 2 de noviembre 975.407 personas realizaron el proceso para inscribirse, pero sin elegir un plan.

Sobre el Autor
Diario-Digital.com reserva el derecho de autor en todo su contenido. Queda expresamente prohibida su duplicación, copia o publicación sin el expreso permiso de Diario-Digital.com - ©2012 -2017.

Articulos Relacionados

Inline
Inline